La energía solar: una energía limpia y renovable

¿Qué significa que una energía es renovable?

Aunque es un concepto bastante conocido, queremos incidir en la definición de esta expresión y aprovechar para alabar las cualidades de la energía solar.

Las energías renovables provienen de fuentes de energía naturales que no se agotan y son regenerables. Las energías renovables son: la energía solar, la energía eólica, la energía geotérmica, la hidroeléctrica, mareomotriz, la biomasa y los biocomustibles.

Estas energías renovables se dividen también en dos categorías: las limpias y las contaminantes. Las primeras son ésas cuyas fuentes son: el sol (energía solar), las olas (energía undimotriz), las masas de agua dulce a masas de agua salada (energía azul), del calor de la Tierra (energía geotérmica), el viento (energía eólica), los mares y océanos (energía mareomotriz), los ríos y las corrientes (energía hidráulica). Las energías contaminantes son las que provienen de la materia orgánica o biomasa, puesto que después se utilizan como combustible como el bioetanolo o el biodiésel.

Las energías verdes son las que no alteran el medio ambiente, sino que ayudan a la preservación del planeta, por eso, aparte de que suelen ser más económicas y accesibles, es importante apostar por ellas. No se producen desechos, no usa combustibles (sabiendo cuál es el precio que la sociedad internacional paga por el combustible no sólo a nivel ecológico ni económico sino también a nivel social).

¿Cómo se obtiene esta energía solar?

Se capta la luz y el calor desprendido del sol a través de paneles fotovoltaicos que transforman esta energía calórica en energía eléctrica. Esta energía se almacena para poder ser utilizada después en casa. Fácil. Seguro.

 

Entradas creadas 130

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba